www.softmachine.es

…“La estancia en la empresa es una materia que tiene como objetivo hacer conocer al alumnado la realidad del mundo laboral. La estancia en la empresa consiste básicamente en un período de permanencia y actividad del alumnado en una empresa, entendida como unidad de producción, distribución o de servicios.

La estancia a la empresa tiene una función básicamente orientadora y, por lo tanto, no se tiene que confundir con unas prácticas laborales o con el pre-aprendizaje de un oficio.

La materia ofrece al alumnado la posibilidad de conocer la estructura organizativa de una empresa y la gestión de sus recursos humanos, materiales y energéticos; las condiciones legales que afectan las relaciones laborales; y la identificación de las capacidades propias referidas al mundo laboral para establecer su itinerario formativo y profesional de acuerdo con sus intereses.”…

 

Con esta premisa se nos presentó la oportunidad de colaborar con el colegio Escola Garbí Pere Vergés  en Badalona. Por nuestra voluntad emprendedora, acogimos el proyecto con mucha ilusión. Era la oportunidad perfecta de volver al ayer, cuando estábamos en nuestro primer año de bachillerato y si bien la mayoría tenía clara su vocación, únicamente conocía la fachada laboral y no la estructura que lo sustentaba. En cualquier caso, a todos nos habría venido bien poner cara, por fin, a ese mañana profesional. Y sobretodas las cosas, poder tener el derecho legítimo de quejarte al fin de un trabajo, y no del instituto con el consiguiente: “pues ya verás cuando trabajes”, como si el instituto no fuera lo suficientemente duro.

A pesar de ser una empresa mediana, tenemos la ventaja de contar con una organización muy plural, disponemos de departamentos orientados a la administración, producción, distribución y servicios. Y cada uno de ellos apuntala, no sin esfuerzo, los pilares sobre los que se asienta Softmachine y su visión de futuro: aportar valor a las organizaciones mediante la gestión del tiempo.

En cualquier caso, y sin desviarnos en exceso del tema, nos recorrió esa corriente del antaño. Reminiscencias de un pasado no tan lejano y de un futuro aún por definir, resilente al paso de los años. Desde un primer momento quisimos aportar nuestro granito de arena o nuestra montaña de experiencias del día a día, según como se vea. En el fondo, se trataba de compartir con alguien que una vez fuimos nosotros como funciona una empresa.

Con este antecedente de ilusión recibimos el primer día a David. Quién nos iba a decir que los que aprenderíamos seríamos nosotros. ¡Y lo que nos quedaba!

Se presentó tímidamente apabullado supongo por la expectación de quien es esperado. Sin embargo no aguardó mucho para conquistarnos. Primero a la dirección, luego a la administración y así uno a uno a todos los departamentos de Softmachine. Siempre era la misma historia, empezábamos explicando que hacíamos en nuestra jornada diaria, ¿os acordáis de la montaña de experiencias? pues David tenía todo un puente para tender entre laderas. Ese primer contacto tímido nos había engañado  y torpemente había disfrazo de ingenuidad la sabiduría. Se había ganado, sin quererlo, la admiración de todos. Si cuando llegó era chiquitito cuando se fue era enorme, henchido del buen hacer, de las metas cumplidas.

David ha aprendido quizá un poco de todos nosotros, de Softmachine y de cómo funciona una empresa. Pero tened por seguro que nosotros hemos aprendido mucho más de él, de su capacidad para recordar, de su manera de contarnos las cosas, de hacernos vivir sus hobbies y aprender a amar aún más los nuestros. David ya es parte de Softmachine y espero que aunque sea un poquitín, nosotros seamos parte de su montaña de experiencias. Aquí siempre tendrá un huequito, ya le había avisado su padre, las despedidas; siempre buenas y si son dulces mejor.

The following two tabs change content below.
Softmachine

Softmachine

Soluciones flexibles para la gestión de Personas.