www.softmachine.es

El pasado  Jueves 9 de Junio Softmachine organizó una formación para Recursos Humanos impartida por el profesor Jordi Ojeda. El motivo de la misma era preparar a estos profesionales ante la Reforma Horaria.

Que la sociedad demanda poder conciliar su vida personal con la laboral es ya una obviedad. Sólo hemos de leer los programas políticos para darnos cuenta de que hay un consenso al respecto. Puede, incluso, que sea la única cosa en la que logremos estar todos de acuerdo.

El tiempo, según indicó Jordi, es un factor sistémico. Por ello y para facilitar el análisis del mismo dividía el tiempo en tres niveles:

  • Macro, que asociaba a la sociedad (costumbres, televisión, festivos…etc.).
  • Meso, que hace referencia a los horarios de trabajo (calendarios, convenios, demandas variables de trabajo,..etc.).
  • Micro, que relacionaba con el tiempo de las personas (tanto de la vida personal como de la laboral).

Sin embargo, tal y como se dedujo de la sesión, y especificó en la zona meso, no es únicamente una cuestión de tiempos de trabajo/familia sino de competitividad de la empresa. En una sociedad de flujo de demanda variable optimizar el personal de manera versátil se torna fundamental. Bajo esta premisa pasó a dividir la complejidad organizativa en dos:

  • Si la demanda anual de la empresa es estacional hablaba entonces de anualizar la jornada (en semanas fuertes, normales y débiles). Como sería por ejemplo, la compactación de la jornada en el periodo estival en numerosas oficinas compensándolo en horas el resto del año. Otro ejemplo son las compañías dedicadas a la gastronomía de temporada (turrones, helados,…etc.) en las que los periodos de máxima producción están muy marcados por las estaciones.
  • En cambio, si la demanda es variable en días recomendaba una bolsa de horas. Un ejemplo sería una empresa que requiere de épocas de flujo móvil como puertos, transporte de mercancías o constructoras. En los que recomendaba el uso de bolsas de horas en función de la necesidad productiva.

Aparte, también hacía mención a otras formas de flexibilidad horaria, orientadas a mejorar el rendimiento del colaborador y su bienestar en la empresa. Algunas de estas soluciones son; horario de entrada y salida flexible (dentro  de unos baremos), reducción del horario de comida, realización de formaciones en horario laboral,…etc.

Por último recomendaba  que la organización flexible del tiempo de trabajo se hiciese a partir de tres impulsores:

  1. Soluciones de flexibilidad a medida; recoger la información y diseñar modelos flexibles de organización de tiempos de trabajo.
  2. Capacitación y formación; tanto a la dirección y mandos intermedios en gestión de horarios como de sensibilización del personal en su flexibilidad.
  3. Utilizar soluciones informáticas; que recojan y gestionen de forma ordenada toda la información relativa a los horarios, calendarios e incidencias.

Logrando así numerosas ventajas entre las que destacaba la reducción de costes por óptimo dimensionamiento de la plantilla, reducción de horas extras, reducción del absentismo, atracción y retención del talento, inclusión de políticas de igualdad y de la mujer, colaboradores más motivados…etc.

 

Racionalizar los horarios, por tanto, no sólo puede hacernos más felices sino que hace nuestras empresas organismos vivos, más competentes y productivos.

The following two tabs change content below.
Softmachine

Softmachine

Soluciones flexibles para la gestión de Personas.