www.softmachine.es

Bancos de Horas

OSCAR BERMEJO

Business Development  en Softmachine

Todos entendemos los bancos como entidades de depósitos monetarios, concesión de créditos e inversiones financieras. Y todos entendemos que son necesarios porque todos percibimos el dinero como un bien preciado que cabe administrar eficientemente. Partiendo de esta premisa, pensemos en otro bien tan o más preciado que el dinero como es el tiempo. Si bien es cierto que el tiempo pasa para todos igual y que es imposible atesorarlo, no es menos cierto que si se puede administrar mejor.

“La idea es simple, fácil de aplicar y económicamente sostenible, pues no tiene coste.”

OSCAR BERMEJO

SI ANALIZAMOS nuestro tiempo de vida, una gran parte corresponde a la dedicación laboral, y muchas veces, nuestro tiempo restante pivota sobre este.  Por tanto, podemos pensar que si conseguimos una mejor gestión de nuestro tiempo laboral, mejoraremos otros ámbitos de nuestra vida como el familiar, personal, social, cultural, etc.

Analicemos como es nuestra vida laboral. La gran mayoría del trabajo remunerado se mide, entre otras variables, por el tiempo de dedicación según un calendario de jornadas laborales. Y la mayoría de los trabajadores hacen jornadas laborales regulares y homogéneas según el marco del convenio que los ampara. Esto significa que existen horarios de trabajo más o menos rígidos con pocos márgenes de flexibilidad. Y además, estos márgenes de flexibilidad no suelen estar reconocidos como tiempos compensatorios en muchos casos.

La conclusión es que los horarios actuales no siempre se adaptan a las necesidades de las empresas, ni tampoco a las necesidades individuales de las personas. Pensemos que dos personas en un mismo puesto de trabajo pueden tener necesidades horarias muy diferentes, por razones de edad, familiares, de salud, lugar de residencia o sociales.

En este punto, la idea del Banco de horas surge como una herramienta de mejora tanto para las empresas como para las personas.

Veamos, si un trabajador puede flexibilizar su jornada de modo que no siempre tenga la misma dedicación, le permitirá disponer del tiempo personal que necesite para conciliar su vida laboral con su vida personal y familiar.

Del mismo modo, si una empresa precisa puntualmente de más dedicación de su personal para atender puntas de demanda, podrá disponer de horarios más amplios, que serán compensados en otros momentos, de baja demanda.

La idea es simple, fácil de aplicar y económicamente sostenible, pues no tiene coste. Solamente requiere de una premisa necesaria, como es la instauración de la flexibilidad en los horarios laborales y su correcta administración.

 

PARTIENDO de esta premisa, cada trabajador dispone de una cuenta corriente de horas en su empresa, en la que ingresar o disponer de tiempo. En este contexto se abren todos las posibilidades que se nos puedan ocurrir, como préstamos de tiempo por parte de la empresa a devolver por el trabajador, compensación económica del tiempo excedente del trabajador (horas extraordinarias) o compensación mediante la concesión de permisos o días libres adicionales, hasta incluso el hipotético traspaso de horas excedentes entre trabajadores.

AL FINAL, todo esto persigue como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas, ofreciéndoles más oportunidades para la conciliación de la vida personal y familiar cuando realmente lo puedan necesitar.

Y, por extensión, esta conciliación también revierte en beneficios que inciden directamente y positivamente en nuestra sociedad. Favorecen las políticas de igualdad de género y de oportunidades, la corresponsabilidad en las tareas familiares, del cuidado y la educación de los hijos, así como de la gente dependiente a cargo. También aporta mejoras en la salud de las personas,  favorece el desarrollo de la vida cultural y asociativa y el desarrollo personal de individuo.

Así lo ha entendido la Comisión de Igualdad del Congreso que ha promovido una iniciativa para pedir al Ejecutivo medidas de conciliación en los planes de igualdad de las empresas. Medidas como compatibilizar, dentro de lo posible, el calendario y la jornada escolar con la laboral y la adecuación del huso horario a nuestra situación geográfica, promover jornadas laborales con horarios flexibles de entrada y salida, o la creación de un “Distintivo de Igualdad para las Empresas”, recogido en una web con las buenas prácticas de las empresas acreditadas.

Esta propuesta también recoge la creación bancos de horas para que los empleados tengan tiempo de atender asuntos justificados por necesidades de conciliación.

En definitiva, son medidas enfocadas a mejorar la calidad de vida de las personas y su felicidad personal.  Y si esto se consigue, con personas felices y motivadas se mejora la competitividad de nuestras empresas y mejoramos el conjunto de nuestra sociedad.

 

¿Quieres leer el blog antes que nadie?
Suscríbete a nuestra Newsletter

Newsletter

“El tiempo no es oro, el oro no vale nada. El tiempo es vida”

JOSÉ LUIS SAMPEDRO

TEMPO.NET

Tecnología aplicada a la gestión de tiempos de trabajo

ETEMPO

Portal del empleado

TEMPO MOBILE

Aplicación de movilidad para gestión horaria

The following two tabs change content below.
Softmachine

Softmachine

Soluciones flexibles para la gestión de Personas.