www.softmachine.es

Sobre la Obligación de Registro de la Jornada Laboral

Registro
Jornada Laboral.

A partir el 2013 y tras el RD-ley 16/2013, del 20 de diciembre, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores, se incluyó en el Estatuto de Trabajadores  normativa relativa a la gestión de la flexibilidad horaria y la obligación de Registro de la Jornada Laboral de los trabajadores. Esto engloba tanto los contratos a tiempo parcial como a jornada completa,  incluyendo aquellos con movilidad asociada (teletrabajo, comerciales, consultores, transportistas,..etc).

Trabajo Parcial

Con el fin de instrumentalizar una serie de medidas sobre la organización de los tiempos de trabajo el ET establece la obligación del empresario de llevar el cómputo de las horas de sus trabajadores a tiempo parcial. Así el artículo 12.4 constituye:

La jornada de los trabajadores a tiempo parcial se registrará día a día y se totalizará mensualmente, entregando copia al trabajador, junto con el recibo de salarios, del resumen de todas las horas realizadas en cada mes, tanto las ordinarias como las complementarias a que se refiere el apartado 5.

El empresario deberá conservar los resúmenes mensuales de los registros de jornada durante un periodo mínimo de cuatro años.

En caso de incumplimiento de las referidas obligaciones de registro, el contrato se presumirá celebrado a jornada completa, salvo prueba en contrario que acredite el carácter parcial de los servicios.”

Jornada Completa

También en el artículo 35.5 del ET se dispone la obligación del registro diario de la jornada de los trabajadores para el cómputo de las horas extraordinarias según lo siguiente:

“A efectos del cómputo de horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el periodo fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente.”

Si bien en el caso de la jornada parcial si se hacía referencia a la obligación de registro de la jornada ordinaria no sucedía así en el caso de la jornada completa, en la únicamente se mencionaba la obligación de registro para el cómputo de las horas extraordinarias. Esto permitía una interpretación abierta en este segundo caso y no ha sido hasta el pasado diciembre, tras la resolución judicial 207/2015, cuando se ha establecido la obligación de registro diario en las jornadas completas (independientemente de si existen o no horas extraordinarias).

Nueva Normativa Jurídica

Debido a esta y otras sentencias como la 25/2016 y 198/2016 la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha iniciado una campaña este 2016 (Intrucción3/2016) para la intensificación del control en materia de tiempo de trabajo y de horas extraordinarias. Sobre la inspección se precisa que recabará información sobre:

  • Actividad y horario de la empresa.
  • Plantilla, tipos de contratos, turnos, festivos trabajados…etc.
  • Si se considera oportuno se realizará una entrevista con los trabajadores y/o representantes legales.
  • Registro de la jornada según el 35.5 del ET teniendo en cuenta los siguientes extremos:

1. Registro de la jornada diaria obligatorio independientemente de si se realizan o no horas extraordinarias.

2. El registro deberá ser diario e incluir la hora exacta de entrada y salida de cada trabajador.

3. La comprobación de la existencia del registro debe poder realizarse en el centro de trabajo.

4. El sistema de registro elegido debe garantizar la fiabilidad y la invariabilidad de los datos.

5. Se puede solicitar una copia del mismo, tomar fotografías e incluso si es manual llevarse el original.

6. Se han de conservar los registros durante, al menos, 4 años.

Sanciones administrativas

En el caso de que la empresa no lleve adecuadamente el registro de la jornada de sus trabajadores, esta incurrirá en una infracción grave del artículo 7.5 de la LISOS que podrá ser sancionada con multas de 626€ a 6.250€. Igualmente de demostrarse la realización de horas extraordinarias no declaradas se incurrirá en una infracción muy grave del artículo 8.1 de la LISOS y/o grave del artículo 7.10 de la LISOS.

Por último si la empresa dispusiera de varios centros de trabajo en una misma provincia se realizara una acción coordinada y por cada uno de los centros afectados se considerará una infracción.

Solución al Registro de la Jornada: Tempo

Tempo es una herramienta web que incorpora la última tecnología aplicada a la gestión de tiempos de trabajo. Es una solución que gestiona y resuelve toda la problemática horaria de la empresa, registrando la jornada diaria obligada y calculando diferentes tipos de horas, pluses, adaptándose a convenios muy dispares y trabajando de forma centralizada pero a la vez distribuyendo la información.

Igualmente, nuestro software le permitirá gestionar otras variables asociadas a tiempos de trabajo como; vacaciones, turnos, planificación, incidencias, absentismo, …etc. Además, con nuestra app podrá también fichar en remoto si pertenece a un colectivo móvil como pueden ser servicios de limpieza, transporte, comerciales…etc.

No esperes más

Cumple con
la legislación vigente.

Póngase en contacto con nosotros y un experto le asesorará para ayudarle y evitar posibles sanciones a su empresa

Registro Jornada

4 + 2 =

Bancos de Horas

Bancos de Horas

OSCAR BERMEJO

Business Development  en Softmachine

Todos entendemos los bancos como entidades de depósitos monetarios, concesión de créditos e inversiones financieras. Y todos entendemos que son necesarios porque todos percibimos el dinero como un bien preciado que cabe administrar eficientemente. Partiendo de esta premisa, pensemos en otro bien tan o más preciado que el dinero como es el tiempo. Si bien es cierto que el tiempo pasa para todos igual y que es imposible atesorarlo, no es menos cierto que si se puede administrar mejor.

“La idea es simple, fácil de aplicar y económicamente sostenible, pues no tiene coste.”

OSCAR BERMEJO

SI ANALIZAMOS nuestro tiempo de vida, una gran parte corresponde a la dedicación laboral, y muchas veces, nuestro tiempo restante pivota sobre este.  Por tanto, podemos pensar que si conseguimos una mejor gestión de nuestro tiempo laboral, mejoraremos otros ámbitos de nuestra vida como el familiar, personal, social, cultural, etc.

Analicemos como es nuestra vida laboral. La gran mayoría del trabajo remunerado se mide, entre otras variables, por el tiempo de dedicación según un calendario de jornadas laborales. Y la mayoría de los trabajadores hacen jornadas laborales regulares y homogéneas según el marco del convenio que los ampara. Esto significa que existen horarios de trabajo más o menos rígidos con pocos márgenes de flexibilidad. Y además, estos márgenes de flexibilidad no suelen estar reconocidos como tiempos compensatorios en muchos casos.

La conclusión es que los horarios actuales no siempre se adaptan a las necesidades de las empresas, ni tampoco a las necesidades individuales de las personas. Pensemos que dos personas en un mismo puesto de trabajo pueden tener necesidades horarias muy diferentes, por razones de edad, familiares, de salud, lugar de residencia o sociales.

En este punto, la idea del Banco de horas surge como una herramienta de mejora tanto para las empresas como para las personas.

Veamos, si un trabajador puede flexibilizar su jornada de modo que no siempre tenga la misma dedicación, le permitirá disponer del tiempo personal que necesite para conciliar su vida laboral con su vida personal y familiar.

Del mismo modo, si una empresa precisa puntualmente de más dedicación de su personal para atender puntas de demanda, podrá disponer de horarios más amplios, que serán compensados en otros momentos, de baja demanda.

La idea es simple, fácil de aplicar y económicamente sostenible, pues no tiene coste. Solamente requiere de una premisa necesaria, como es la instauración de la flexibilidad en los horarios laborales y su correcta administración.

 

PARTIENDO de esta premisa, cada trabajador dispone de una cuenta corriente de horas en su empresa, en la que ingresar o disponer de tiempo. En este contexto se abren todos las posibilidades que se nos puedan ocurrir, como préstamos de tiempo por parte de la empresa a devolver por el trabajador, compensación económica del tiempo excedente del trabajador (horas extraordinarias) o compensación mediante la concesión de permisos o días libres adicionales, hasta incluso el hipotético traspaso de horas excedentes entre trabajadores.

AL FINAL, todo esto persigue como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas, ofreciéndoles más oportunidades para la conciliación de la vida personal y familiar cuando realmente lo puedan necesitar.

Y, por extensión, esta conciliación también revierte en beneficios que inciden directamente y positivamente en nuestra sociedad. Favorecen las políticas de igualdad de género y de oportunidades, la corresponsabilidad en las tareas familiares, del cuidado y la educación de los hijos, así como de la gente dependiente a cargo. También aporta mejoras en la salud de las personas,  favorece el desarrollo de la vida cultural y asociativa y el desarrollo personal de individuo.

Así lo ha entendido la Comisión de Igualdad del Congreso que ha promovido una iniciativa para pedir al Ejecutivo medidas de conciliación en los planes de igualdad de las empresas. Medidas como compatibilizar, dentro de lo posible, el calendario y la jornada escolar con la laboral y la adecuación del huso horario a nuestra situación geográfica, promover jornadas laborales con horarios flexibles de entrada y salida, o la creación de un “Distintivo de Igualdad para las Empresas”, recogido en una web con las buenas prácticas de las empresas acreditadas.

Esta propuesta también recoge la creación bancos de horas para que los empleados tengan tiempo de atender asuntos justificados por necesidades de conciliación.

En definitiva, son medidas enfocadas a mejorar la calidad de vida de las personas y su felicidad personal.  Y si esto se consigue, con personas felices y motivadas se mejora la competitividad de nuestras empresas y mejoramos el conjunto de nuestra sociedad.

 

¿Quieres leer el blog antes que nadie?
Suscríbete a nuestra Newsletter

Newsletter

“El tiempo no es oro, el oro no vale nada. El tiempo es vida”

JOSÉ LUIS SAMPEDRO

TEMPO.NET

Tecnología aplicada a la gestión de tiempos de trabajo

ETEMPO

Portal del empleado

TEMPO MOBILE

Aplicación de movilidad para gestión horaria

Softmachine en El Periódico: Las empresas, obligadas a registrar la jornada laboral de sus trabajadores

Softmachine en El Periódico: Las empresas, obligadas a registrar la jornada laboral de sus trabajadores

Las empresas, obligadas a registrar la jornada laboral de sus trabajadores

Hace ya tiempo que numerosos titulares advertían que el número de horas extras no remuneradas equivalían a 156.000 empleos. Estamos hablando de un país en el que la economía sumergida crece aún más rápido que el empleo, unido a un índice de paro alarmante y a un sistema de pensiones insostenible. Esta situación está llegando a límites que las arcas del estado no pueden seguir soportando.

Conscientes de esta situación y amparándose en el art 35.5 del ET (enaltecido con las resoluciones 207/2015 y 25/2016 de la Audiencia Nacional), la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha endurecido el número de controles y multas, ratificando el cumplimento de obligación de registro de la jornada por parte de las organizaciones.

El pasado 4 de diciembre, la Sala de lo Social, sentenció qué: “a efectos del cómputo de horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el periodo fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente”.

Si hasta ahora únicamente aquellas compañías que disponían de trabajadores a tiempo parcial eran susceptibles de una inspección por parte de ITSS, a partir de las últimas sentencias se establece claramente que la obligación es de registro horario, independientemente de si la jornada es completa o parcial o de si se realizan o no horas extraordinarias. Ya que el control diario de la jornada es el requisito fundamental para demostrar la existencia o inexistencia de estas.

Aunque la legislación es muy vaga respecto al mecanismo de registro, dispone que ha de ser fidedigno e invariable y ha de conservarse durante al menos 4 años por cada trabajador. Además debe ser accesible desde el propio centro de trabajo para evitar que pueda manipularse a posteriori.

No quedan excluidos de dicha obligación aquellos sectores que incluyen movilidad o teletrabajo, tal y cómo sentenció el pasado 3 de febrero la Sala Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León; “los trabajadores a distancia tendrán los mismos derechos que los que prestan sus servicios en el centro de trabajo de la empresa“. Dicha resolución y condena se refería expresamente a una organización que no reportaba control alguno sobre la jornada de su personal.

Sobre la inspección se precisa que el registro además de ser diario debe contener la hora exacta de entrada y salida de cada trabajador. Y la ausencia de este incurrirá en una infracción grave que puede ser sancionada con multas de entre 626€ a 6.250€. Si además se demostrase la existencia de horas extraordinarias no remuneradas esta cifra se multiplicaría, de igual forma si se superase el límite máximo legal de 80 horas extraordinarias.

El inspector podrá, además, solicitar entrevistas personales con los empleados para garantizar la fiabilidad de los datos aportados e incluso llevarse una copia impresa del registro (en el caso de ser informatizado) o el original (en el caso de ser manual).

En consecuencia, si su compañía no dispone aún de un sistema de control horario que registre las horas de entrada y salida, deberá gestionar su adquisición para así totalizar la jornada  de sus empleados. Es requisito fundamental entregar una copia del mismo a sus trabajadores junto con la nómina del periodo correspondiente (generalmente mensual) y de existir horas extras hacer lo propio con el delegado sindical.

Una herramienta escalable que puede ayudarle a gestionar todo lo relacionado con el tiempo de trabajo es Tempo.NET de Softmachine. Además de ser un potente mecanismo de registro horario otorga al usuario responsable de los recursos humanos la capacidad de resolver toda la problemática asociada al tiempo y a las personas; vacaciones, incidencias, absentismo, productividad, movilidad,…etc.

Softmachine nace 1989 para especializarse en el desarrollo e implantación de sistemas de gestión horaria. Durante todos estos años su desempeño se ha curtido de experiencias,  absorbiendo las demandas de una sociedad en constante desarrollo y anticipándose a las tendencias de mercado.

No en vano, si algo nos han conferido las nuevas tecnologías móviles es libertad. Podemos abrazar nuevos retos organizativos, nuevos horarios, mayor flexibilidad e incluso una independencia física del espacio casi completa.

Disponer de un instrumento que disponga de toda la problemática horaria asociada a los nuevos modelos de producción/demanda se torna imprescindible. Los costos asociados a un personal presentista deben reducirse y de deben crear horarios más racionales para las personas y para las compañías.

Conscientes de esa necesidad Softmachine ha creado una herramienta capaz de subyugar ese ritmo palpitante que conforman vida y trabajo, oferta y demanda. Se trata de simplificar una problemática horaria cada vez más personalizada y polivalente. Que pueda confluir en un sistema biótico capaz de responder a las demandas de tiempos de trabajo/producción y personal presente.

Administrar el tiempo supone, además, reducir costes. No en vano uno de los mayores costes de la empresa están asociados al personal. Hacer una correcta gestión de tiempos de trabajo aumentando la productividad, disponer de un buen planificador, controlar y reducir las tasas de absentismo, disminuir las rotaciones y retener el talento mediante horarios flexibles y políticas de conciliación supone indudablemente una apuesta segura. Igualmente, dotar al empleado de un acotado control sobre sus solicitudes e incidencias permite también facilitar tiempo a los responsables de Recursos Humanos y potenciar la figura del Mando Intermedio.

Conocedores de todas estas cuestiones Softmachine ha creado una amplia familia de aplicaciones en entorno Web que mediante la gestión de tiempos confiere valor añadido a la empresa y a los colaboradores. Resuelve toda la problemática asociada a la gestión horaria como; absentismo, conciliación y flexibilidad horaria, seguridad (accesos, presencia, visitas y subcontratas), productividad y movilidad.

Softmachine en Verd Primera

Softmachine en Verd Primera de BTV

Os dejamos el vídeo de nuestra participación en Verd Primera.

Hablamos de flexibilidad, de conciliación, de talento. No en vano, si al inicio el control lo era todo, hemos sabido recoger la evolución natural de la sociedad laboral . Si al principio en la cúspide del organigrama laboral; más horas, mejor trabajo, una crisis devastadora ha puesto en relieve un nuevo foco de discusión; la baja productividad.

Asociar el tiempo presente al eficiente, ha demostrado no ser una estrategia rentable y han surgido nuevos modelos y formas de trabajo. Por supuesto, aún seguimos sujetos a políticas horarias, lo contrario sería un nuevo acto de torpeza. No supone ya, sin embargo, un mecanismo de control sino de gestión; gestión de tiempos, de flexibilidad, conciliación…

¿Te interesa? Contacta con Nosotros

14 + 2 =

Transformación digital

Transformación digital

Transformación Digital

Los nuevos modelos de negocio y los roles en la empresa han experimentado un  vuelco en los últimos años. En el actual epicentro, convergen empleado y cliente, el verdadero valor de la empresa moderna. Las incorporaciones más jóvenes al mundo empresarial, los millennials, reclaman nuevos entornos, más híbridos, tecnológicos, hiperconectados y longitudinales. Y son los RR.HH. los encargados de reconducir e invertir en desarrollar una cultura innovadora. Guardianes del talento, deben gestionar el cambio y establecer nuevos canales de comunicación y colaboración.

El Big Data, la nube, los dispositivos móviles, la nueva realidad virtual y especialmente el internet de la cosas nos empujan a esta vorágine innovadora que busca incorporarse más allá de las compañías tecnológicas. Ha dejado de ser un privilegio para convertirse en una necesidad, el mundo se mueve, es global y está conectado.

Las organizaciones han de adaptarse a los nuevos compases y bailar en tiempo real. El ritmo debe venir marcado desde los recursos humanos componiendo nuevas estrategias de gestión y liderazgo y por tanto, no deben ser ajenos a todo este proceso sino el catalizador.

La competitividad de las empresas y la gestión del liderazgo se verán marcadas por la capacidad de trasformación, la búsqueda de una estrategia diferenciadora y el uso de una cultura innovadora. Los RR.HH dejan de ser meros interlocutores y se convierten en la principal influencia de cambio, desde la atracción y búsqueda de nuevo talento hasta la mejora de la comunicación y el uso de nuevas plataformas colaborativas. Se descentralizarán los modelos de relación y se enfatizarán los mandos intermedios con jerarquías cada vez más horizontales y transparentes. Entre las herramientas más usadas para formalizar estas nuevas formas de interacción podríamos destacar el portal del empleado. Quizá sea el instrumento más manido de la historia de este baile pero no deja de ser el que mejor lleva el paso del colaborador. Necesitará equilibrarse con nuevas funcionalidades y apoyarse aún más de la tecnología. No hablo en vano. En Softmachine llevamos años anticipándonos a las tendencias de mercado y poniendo valor en aquello que realmente lo demanda, las personas y su tiempo.

El portal del empleado por si solo es un arma coja ante los nuevos retos de la transformación digital, necesitamos dotarlo de movilidad, de comunicación y convertirlo en una herramienta colaborativa, con un mando intermedio con capacidad de validación y de decisión. El mundo se mueve, es global, está conectado.

Urge, por tanto, un nuevo sistema adaptado y adaptativo para las distintas generaciones que confluyen en una misma organización. Un sistema flexible y vivo, en constante reinvención, nutriéndose de la tecnología y con capacidad de aprendizaje en tiempo real. Urge que las empresas adopten la transformación digital como un proceso propio, en todos los niveles y de manera completa.

Mejora de la Comunicación

Decíamos, no sin razón, que el portal del empleado era la pareja de baile más frecuentada de esta representación. Obviar que es la herramienta de comunicación interna principal en el 84% de las organizaciones sería un error y no potenciar sus posibilidades un desbarro mayor. El colaborador se ha vuelto social, proactivo, demanda ser escuchado y reclama canales cada vez más abiertos.

Quizá aún haya algún rezagado, bastión de la tradición, que no ponga en valía el poder de la comunicación abierta, del feedback inmediato y longitudinal y la importancia de la ubicuidad. Es muy probable, incluso, que se esté preguntado quién no querría eso, pero no encuentra cómo. Quizá el rezagado bastión aún piense en las redes sociales (corporativas) cómo la red de ocio que le dio vida y no como la herramienta de trabajo e innovación en que se ha convertido. Si hablábamos de la comunicación como eje fundamental de la transformación digital encontramos en las RSC su línea continua.

Atracción y retención de talento

Recruiter, gestor del talento, gestor de personas, gestor de equipos,…etc, los RRHH se acomodan al epicentro del nuevo organigrama empresarial, los colaboradores. Las compañías saben que son su principal valor y que un empleado comprometido puede convertirse en el componente diferenciador con respecto a las demás empresas.

El antiguo rol empleado-empleador ha muerto, las organizaciones deben actualizarse. Implantar sistemas que permitan identificar el talento (hablábamos, por ejemplo, de las Redes Sociales), hacer un seguimiento riguroso del mismo y anticiparse a los conflictos. Crear programas de formación y de retribución emocional con incentivos es fundamental para el desarrollo de la futura capacidad laboral.

Evaluar las competencias y el desempeño profesional resulta fundamental en este proceso de aprendizaje continuo. Medir y analizar era indispensable mucho antes de que se diera la transformación digital, pero la tecnología ha abierto nuevos y más exactos campos de estudio. Algunos de ellos, como es la herramienta eTempo Analytics, nos permiten evaluar la productividad de la práctica laboral.

Todo este proceso requiere, en muchos casos, de una pequeña inversión. Sin embargo,  estamos hablando principalmente de un  cambio en la mentalidad arcaica de los roles transversales del ayer. Hablamos de personas, de que puedan equilibrar su vida personal con la laboral, de implantar la cultura del reconocimiento, de capacitarles y de darles voz. Quizá porque el recurso más importante de una empresa es el humano, el individuo.

Se está empezando a hablar de términos como Flexiworking o Salario Emocional y no hay duda de que si queremos colaboradores comprometidos y saludables debemos facilitarles instrumentos que aporten valor no sólo a su vida profesional sino a la personal y familiar.

Nuevas formas de trabajo

Si algo nos han otorgado las nuevas tecnologías móviles es libertad. Podemos abrazar nuevos retos organizativos, nuevos horarios, mayor flexibilidad e incluso una independencia física del espacio casi completa. El Big Data y el Cloud no son suficientes. Una sociedad cada vez más empoderada reclama una movilidad mayor, nuevas formas de trabajo y herramientas más polivalentes. El smartphone es, seguramente, el instrumento que mejor ha sabido conciliar esta demanda social. Sería erróneo que los agentes encargados  de gestionar los equipos no pusieran su empeño en potenciar esta arma. Gestión documental, ubicuidad, comunicación, teletrabajo, movilidad, gestión horaria geolocalizada,…etc., son algunas de las funcionalidades que podemos atribuirle. Conscientes de esta necesidad desde Softmachine hemos desarrollado una App que resuelve estas y otras cuestiones relacionadas con la gestión de personas.

Digitalización de procesos

La transformación digital es algo más que crear redes corporativas y atraer el talento. Pasa por invertir en software y hardware, pasa por potenciar la productividad para realizar procesos más agiles y optimizados. Si no somos capaces generar nuevas oportunidades y rentabilizar la inversión habremos fracasado en nuestro afán de innovación.  Es necesario que el uso de la tecnología nos permita integrar, sincronizar y enlazar todo el entramado empresarial y hacer fácil aquello que nos empeñamos en complejizar. En Softmachine, nuestro empeño pasa por crear entornos cada vez más inteligentes, optimizados y socialmente responsables a través de nuestras soluciones horarias flexibles.

Sólo la completa armonía de la sabía experiencia con los avances sociales y tecnológicos nos permitirán un correcto desarrollo empresarial, es nuestra obligación comer del ayer y beber del mañana. Sólo así podremos convertirnos en mejores profesionales y nutrirnos para un mejor desarrollo personal. Hablamos de movilidad, teletrabajo, comunicación y colaboración. Hablamos de equilibrio, porque en este baile lo importante es no caerse y mantener el compás.

Las organizaciones, por tanto, están destinadas a transformase o morir. Únicamente sumergiéndonos en el progreso seremos capaces de alcanzar el éxito, atraer el talento y crear equipos inteligentes. Y únicamente si dejas que tu equipo inteligente piense, colabore, comunique y co-cree seguiremos el ritmo a un mundo que se mueve, es global y está conectado. Porque, parafraseando a Steve Jobs, “La innovación es lo que distingue a un líder de los demás”.

¿Quiere saber cómo podemos ayudarlo?