Transformación digital

Transformación digital

Transformación Digital

Los nuevos modelos de negocio y los roles en la empresa han experimentado un  vuelco en los últimos años. En el actual epicentro, convergen empleado y cliente, el verdadero valor de la empresa moderna. Las incorporaciones más jóvenes al mundo empresarial, los millennials, reclaman nuevos entornos, más híbridos, tecnológicos, hiperconectados y longitudinales. Y son los RR.HH. los encargados de reconducir e invertir en desarrollar una cultura innovadora. Guardianes del talento, deben gestionar el cambio y establecer nuevos canales de comunicación y colaboración.

El Big Data, la nube, los dispositivos móviles, la nueva realidad virtual y especialmente el internet de la cosas nos empujan a esta vorágine innovadora que busca incorporarse más allá de las compañías tecnológicas. Ha dejado de ser un privilegio para convertirse en una necesidad, el mundo se mueve, es global y está conectado.

Las organizaciones han de adaptarse a los nuevos compases y bailar en tiempo real. El ritmo debe venir marcado desde los recursos humanos componiendo nuevas estrategias de gestión y liderazgo y por tanto, no deben ser ajenos a todo este proceso sino el catalizador.

La competitividad de las empresas y la gestión del liderazgo se verán marcadas por la capacidad de trasformación, la búsqueda de una estrategia diferenciadora y el uso de una cultura innovadora. Los RR.HH dejan de ser meros interlocutores y se convierten en la principal influencia de cambio, desde la atracción y búsqueda de nuevo talento hasta la mejora de la comunicación y el uso de nuevas plataformas colaborativas. Se descentralizarán los modelos de relación y se enfatizarán los mandos intermedios con jerarquías cada vez más horizontales y transparentes. Entre las herramientas más usadas para formalizar estas nuevas formas de interacción podríamos destacar el portal del empleado. Quizá sea el instrumento más manido de la historia de este baile pero no deja de ser el que mejor lleva el paso del colaborador. Necesitará equilibrarse con nuevas funcionalidades y apoyarse aún más de la tecnología. No hablo en vano. En Softmachine llevamos años anticipándonos a las tendencias de mercado y poniendo valor en aquello que realmente lo demanda, las personas y su tiempo.

El portal del empleado por si solo es un arma coja ante los nuevos retos de la transformación digital, necesitamos dotarlo de movilidad, de comunicación y convertirlo en una herramienta colaborativa, con un mando intermedio con capacidad de validación y de decisión. El mundo se mueve, es global, está conectado.

Urge, por tanto, un nuevo sistema adaptado y adaptativo para las distintas generaciones que confluyen en una misma organización. Un sistema flexible y vivo, en constante reinvención, nutriéndose de la tecnología y con capacidad de aprendizaje en tiempo real. Urge que las empresas adopten la transformación digital como un proceso propio, en todos los niveles y de manera completa.

Mejora de la Comunicación

Decíamos, no sin razón, que el portal del empleado era la pareja de baile más frecuentada de esta representación. Obviar que es la herramienta de comunicación interna principal en el 84% de las organizaciones sería un error y no potenciar sus posibilidades un desbarro mayor. El colaborador se ha vuelto social, proactivo, demanda ser escuchado y reclama canales cada vez más abiertos.

Quizá aún haya algún rezagado, bastión de la tradición, que no ponga en valía el poder de la comunicación abierta, del feedback inmediato y longitudinal y la importancia de la ubicuidad. Es muy probable, incluso, que se esté preguntado quién no querría eso, pero no encuentra cómo. Quizá el rezagado bastión aún piense en las redes sociales (corporativas) cómo la red de ocio que le dio vida y no como la herramienta de trabajo e innovación en que se ha convertido. Si hablábamos de la comunicación como eje fundamental de la transformación digital encontramos en las RSC su línea continua.

Atracción y retención de talento

Recruiter, gestor del talento, gestor de personas, gestor de equipos,…etc, los RRHH se acomodan al epicentro del nuevo organigrama empresarial, los colaboradores. Las compañías saben que son su principal valor y que un empleado comprometido puede convertirse en el componente diferenciador con respecto a las demás empresas.

El antiguo rol empleado-empleador ha muerto, las organizaciones deben actualizarse. Implantar sistemas que permitan identificar el talento (hablábamos, por ejemplo, de las Redes Sociales), hacer un seguimiento riguroso del mismo y anticiparse a los conflictos. Crear programas de formación y de retribución emocional con incentivos es fundamental para el desarrollo de la futura capacidad laboral.

Evaluar las competencias y el desempeño profesional resulta fundamental en este proceso de aprendizaje continuo. Medir y analizar era indispensable mucho antes de que se diera la transformación digital, pero la tecnología ha abierto nuevos y más exactos campos de estudio. Algunos de ellos, como es la herramienta eTempo Analytics, nos permiten evaluar la productividad de la práctica laboral.

Todo este proceso requiere, en muchos casos, de una pequeña inversión. Sin embargo,  estamos hablando principalmente de un  cambio en la mentalidad arcaica de los roles transversales del ayer. Hablamos de personas, de que puedan equilibrar su vida personal con la laboral, de implantar la cultura del reconocimiento, de capacitarles y de darles voz. Quizá porque el recurso más importante de una empresa es el humano, el individuo.

Se está empezando a hablar de términos como Flexiworking o Salario Emocional y no hay duda de que si queremos colaboradores comprometidos y saludables debemos facilitarles instrumentos que aporten valor no sólo a su vida profesional sino a la personal y familiar.

Nuevas formas de trabajo

Si algo nos han otorgado las nuevas tecnologías móviles es libertad. Podemos abrazar nuevos retos organizativos, nuevos horarios, mayor flexibilidad e incluso una independencia física del espacio casi completa. El Big Data y el Cloud no son suficientes. Una sociedad cada vez más empoderada reclama una movilidad mayor, nuevas formas de trabajo y herramientas más polivalentes. El smartphone es, seguramente, el instrumento que mejor ha sabido conciliar esta demanda social. Sería erróneo que los agentes encargados  de gestionar los equipos no pusieran su empeño en potenciar esta arma. Gestión documental, ubicuidad, comunicación, teletrabajo, movilidad, gestión horaria geolocalizada,…etc., son algunas de las funcionalidades que podemos atribuirle. Conscientes de esta necesidad desde Softmachine hemos desarrollado una App que resuelve estas y otras cuestiones relacionadas con la gestión de personas.

Digitalización de procesos

La transformación digital es algo más que crear redes corporativas y atraer el talento. Pasa por invertir en software y hardware, pasa por potenciar la productividad para realizar procesos más agiles y optimizados. Si no somos capaces generar nuevas oportunidades y rentabilizar la inversión habremos fracasado en nuestro afán de innovación.  Es necesario que el uso de la tecnología nos permita integrar, sincronizar y enlazar todo el entramado empresarial y hacer fácil aquello que nos empeñamos en complejizar. En Softmachine, nuestro empeño pasa por crear entornos cada vez más inteligentes, optimizados y socialmente responsables a través de nuestras soluciones horarias flexibles.

Sólo la completa armonía de la sabía experiencia con los avances sociales y tecnológicos nos permitirán un correcto desarrollo empresarial, es nuestra obligación comer del ayer y beber del mañana. Sólo así podremos convertirnos en mejores profesionales y nutrirnos para un mejor desarrollo personal. Hablamos de movilidad, teletrabajo, comunicación y colaboración. Hablamos de equilibrio, porque en este baile lo importante es no caerse y mantener el compás.

Las organizaciones, por tanto, están destinadas a transformase o morir. Únicamente sumergiéndonos en el progreso seremos capaces de alcanzar el éxito, atraer el talento y crear equipos inteligentes. Y únicamente si dejas que tu equipo inteligente piense, colabore, comunique y co-cree seguiremos el ritmo a un mundo que se mueve, es global y está conectado. Porque, parafraseando a Steve Jobs, “La innovación es lo que distingue a un líder de los demás”.

¿Quiere saber cómo podemos ayudarlo?

El desafío de los RR.HH. frente a la Reforma Horaria

El desafío de los RR.HH. frente a la Reforma Horaria

El pasado  Jueves 9 de Junio Softmachine organizó una formación para Recursos Humanos impartida por el profesor Jordi Ojeda. El motivo de la misma era preparar a estos profesionales ante la Reforma Horaria.

Que la sociedad demanda poder conciliar su vida personal con la laboral es ya una obviedad. Sólo hemos de leer los programas políticos para darnos cuenta de que hay un consenso al respecto. Puede, incluso, que sea la única cosa en la que logremos estar todos de acuerdo.

El tiempo, según indicó Jordi, es un factor sistémico. Por ello y para facilitar el análisis del mismo dividía el tiempo en tres niveles:

  • Macro, que asociaba a la sociedad (costumbres, televisión, festivos…etc.).
  • Meso, que hace referencia a los horarios de trabajo (calendarios, convenios, demandas variables de trabajo,..etc.).
  • Micro, que relacionaba con el tiempo de las personas (tanto de la vida personal como de la laboral).

Sin embargo, tal y como se dedujo de la sesión, y especificó en la zona meso, no es únicamente una cuestión de tiempos de trabajo/familia sino de competitividad de la empresa. En una sociedad de flujo de demanda variable optimizar el personal de manera versátil se torna fundamental. Bajo esta premisa pasó a dividir la complejidad organizativa en dos:

  • Si la demanda anual de la empresa es estacional hablaba entonces de anualizar la jornada (en semanas fuertes, normales y débiles). Como sería por ejemplo, la compactación de la jornada en el periodo estival en numerosas oficinas compensándolo en horas el resto del año. Otro ejemplo son las compañías dedicadas a la gastronomía de temporada (turrones, helados,…etc.) en las que los periodos de máxima producción están muy marcados por las estaciones.
  • En cambio, si la demanda es variable en días recomendaba una bolsa de horas. Un ejemplo sería una empresa que requiere de épocas de flujo móvil como puertos, transporte de mercancías o constructoras. En los que recomendaba el uso de bolsas de horas en función de la necesidad productiva.

Aparte, también hacía mención a otras formas de flexibilidad horaria, orientadas a mejorar el rendimiento del colaborador y su bienestar en la empresa. Algunas de estas soluciones son; horario de entrada y salida flexible (dentro  de unos baremos), reducción del horario de comida, realización de formaciones en horario laboral,…etc.

Por último recomendaba  que la organización flexible del tiempo de trabajo se hiciese a partir de tres impulsores:

  1. Soluciones de flexibilidad a medida; recoger la información y diseñar modelos flexibles de organización de tiempos de trabajo.
  2. Capacitación y formación; tanto a la dirección y mandos intermedios en gestión de horarios como de sensibilización del personal en su flexibilidad.
  3. Utilizar soluciones informáticas; que recojan y gestionen de forma ordenada toda la información relativa a los horarios, calendarios e incidencias.

Logrando así numerosas ventajas entre las que destacaba la reducción de costes por óptimo dimensionamiento de la plantilla, reducción de horas extras, reducción del absentismo, atracción y retención del talento, inclusión de políticas de igualdad y de la mujer, colaboradores más motivados…etc.

 

Racionalizar los horarios, por tanto, no sólo puede hacernos más felices sino que hace nuestras empresas organismos vivos, más competentes y productivos.

Jornada Soluciones Softmachine 2016 Madrid

Jornada Soluciones Softmachine 2016 Madrid

El pasado viernes, 3 de Junio, se celebró en el edificio Torre Europa, en Madrid, la Jornada: Soluciones Softmachine 2016; la Gestión 2.0.

Tras un breve repaso por la dilatada historia de Softmachine, presentamos nuestros productos y novedades. Pusimos voz, además, a uno de los temas que más preocupan a RR.HH. y colaboradores; la nueva cultura del tiempo.

Destacamos igualmente, nuestro propósito de aportar valor añadido a las organizaciones. Para lo cual se ha realizado una gran inversión en innovación y producto orientándonos, una vez más, a un mercado en constante evolución y desarrollo. Resolviendo problemáticas que no sólo azuzan el presente sino que impelen el futuro.

Por último, agradecer a los asistentes el tiempo que han dedicado a Softmachine.  Esperamos encontraros en próximos eventos. ¡Ha sido un placer!

Jornada “Soluciones Softmachine” en Madrid

Gestión Horaria 2.0

De la flexibilidad a la productividad

3 Junio

Torre Europa

planta 29

Confirma

Programa

09:30    Recepción y café de bienvenida

10:00    Presentación de la Jornada
A cargo de Marc Noëlle Director General de Softmachine

10:15    Gestión Horaria 2.0: de la flexibilidad a la productividad
A cargo de Xavier Sánchez Director Comercial de Softmachine

– Solución corporativa Tempo.NET
– Módulos complementarios
– Tempo Mobile
– Nuevos terminales biométricos

12:00    Cerveza networking

Conciliación: cuestión de medios y de miedos

Conciliación: cuestión de medios y de miedos

Pocas cosas han logrado tanto consenso en este país como la conciliación. Todos los partidos políticos lo han incluido en sus programas, movimientos y colectivos sociales (@arhoe_enhora, @malasmadres, @reformahoraria,…etc.) le ponen su  voz  y aún más importante;  forma parte de los ruegos y quejas de sobremesa de la mayoría de los empleados. Y sin embargo no se han producido grandes avances.

Si las encuestas lo sitúan en segundo lugar, sólo por detrás del salario, entre las prioridades de los colaboradores, esto no se ha traducido en una prelación real. Seguimos un paso por detrás de nuestras necesidades y únicamente logramos argumentarlo con una tradición y una cultura poco productiva y totalmente desactualizada.

Encontrar el equilibrio entre la faceta laboral y familiar resulta totalmente necesario. Urgimos que la macla de nuestro desarrollo profesional con el personal no cree una falla irreparable entre ambas vertientes. Necesitamos ser capaces de compaginarlas y actuar de manera simétrica.

Claro que no sólo depende del colaborador, las empresas han de ser capaces de ver esta necesidad e intentar sacar la mayor rentabilidad posible. ¿Por qué si cientos de estudios ponen de manifiesto que un trabajador motivado y feliz es al menos un 19% más productivo no se toman medidas en consonancia? Un empleado de telemarketing de una de las grandes compañías telefónicas diría; ¿es que acaso no le interesa ahorrar?

Obviamente no es una cuestión de falta de interés sino de miedos y de medios. Es el miedo al cambio y la falta de apoyo por parte de las instituciones las que frenan ese impulso. Si un empresario decide cambiar la jornada de un empleado dotándola de cierta flexibilidad, aunque esta sea controlada, está dando en soledad un salto al vacío. Sin ese paracaídas de emergencia que asegura una caída ventajosa.

Debemos ser tolerantes, no hemos de olvidar que las empresas no son ONG. Debemos ver en esta flexibilidad una oportunidad y sacar entre todos el mayor provecho posible. Sumergirnos en la eficiencia huyendo de la cultura presentista que tenemos tan arraigada en este país.  Una jornada extendida hasta altas horas no es sinónimo de un buen trabajo y España es ejemplo de ello

Trabajamos al año 300 horas más que Alemania y nos situamos muy por debajo en términos de productividad. Pero no hace falta irse tan lejos, aquí también tenemos numerosas empresas que al implementar medidas que fomentan la flexibilidad y facilitan la conciliación han aumentando su rendimiento.

En Softmachine somos orgullosos estandartes de este precepto. Hemos logrado no sólo crear y profesionalizar esta cultura sino que recientemente hemos recibido el Premi Barcelona a l’Empresa Innovadora en Conciliació i Temps 2016, en la categoría mediana empresa.

En nuestro caso particular las medidas que se han implementado en materia de conciliación son; entrada y salida flexible, bolsas de horas, reducción de jornada, teletrabajo, jornada continua los meses de verano, vacaciones a petición del colaborador,…etc. Y los beneficios obtenidos:

  • Mejora del clima laboral
  • Reducción del estrés
  • Mejora la planificación horaria
  • Mejora de la motivación de los colaboradores
  • Reducción del absentismo injustificado
  • Reducción del absentismo ligado al estrés (depresiones, bajas por estrés,..etc.)
  • Aumento del compromiso o engagement
  • Aumento en el rendimiento
  • Se ha conseguido atraer y fidelizar el talento dentro de la empresa
  • También hemos mejorado el branding; asociando nuestra imagen a políticas de conciliación
  • Favorece la igualdad; hasta el punto de que en Softmachine somos más mujeres que hombres

En resumen, se ha conseguido aumentar la felicidad y la salud laboral lo que a su vez ha aumentado el compromiso de nuestros colaboradores y su rendimiento en la empresa. Es este antecedente el que intentamos trasladar a nuestros clientes, bajo el paraguas de la experiencia y el soporte de la competencia. No en vano, somos veteranos en esta guerra de horarios y disponemos de las mejores armas; sistemas integrales para la gestión de la flexibilidad horaria y la conciliación.